CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

jueves, 30 de abril de 2009

La respuesta a la fiebre porcina de 1976 fue desastrosa

En el helado invierno de 1976, los cuarteles del ejército en Nueva Jersey sometían a miles de reclutas al entrenamiento básico.
Se supone que un recluta trajo el virus al centro de recepción, donde a los reclutas se les cortaba el cabello, se les vacunaba y se les impartía una orientación básica antes de designarlos a sus pelotones.
La infección se descubrió después que el soldado David Lewis se desplomó durante una marcha el 19 de enero y murió al día siguiente.
La respuesta oficial fue expeditiva.
Habían pasado casi 60 años desde que la pandemia de gripe de 1918 causada por un virus similar a la cepa de 1976 había infectado a un tercio de los entonces 1.500 millones de habitantes en el mundo y dejado un tendal de 50 millones de muertos. El Dr. Richard Hodder trabajaba como epidemiólogo en el Instituto Walter Reed de Investigación del Ejército en Washington cuando recibió un llamado un sábado por la noche. Se le dijo que se presentara para una reunión la mañana próxima y que estuviera listo para viajar.
El tema era tan delicado que su superior no se lo quiso revelar por teléfono, recordó el lunes.
Hodder, hoy retirado del Centro Nordeste de Cuidado Especial en Lake Katrine, estado de Nueva York, dijo que los científicos en 1976 supusieron que la fiebre porcina podría reaparecer en ciclos de 50 a 60 años.
Hodder y otros investigadores fueron enviados a Fort Dix a examinar a los soldados. Entre el 19 de enero y el 9 de febrero detectaron a 230 soldados infectados. Trece fueron hospitalizados por problemas respiratorios.
A fines de febrero, las autoridades sanitarias advertían que el brote registrado en la base podía ser mortífero si la enfermedad se propagaba a la población en general.
En marzo, el presidente Gerald Ford anunció un plan para vacunar a todos los estadounidenses _unos 200 millones en ese entonces_ contra la cepa de la gripe experimentada en la base.
Pero el virus nunca salió de la base militar.
Los investigadores creen que se debió en parte a que los soldados en entrenamiento básico sólo tenían contacto con los otros 49 miembros de su pelotón y sus instructores durante un tiempo. También creen que una cepa más común de gripe prevaleciente ese invierno dominó la cepa de gripe porcina.
La vacunación comenzó en octubre de 1976. Pero cuando empezaron a llegar informes de personas que morían días después de ser vacunadas hizo que se detuviera el programa.
A la vacuna se le atribuyó haber causado más de 400 casos del síndrome de Guillain-Barre, una enfermedad causante de parálisis.
Unos 43 millones de dosis de la vacuna fueron aplicadas antes de cortar el programa que un contribuyente del New York Times calificó como "un fiasco, una debacle, un error espantoso, un Vietnam médico".
En 1976, el director del Centro para Control de las Enfermedades, David Sencer, fue obligado a renunciar por la controversia sobre las vacunas.
Sencer, quien más adelante fue comisionado de salud de la Ciudad de Nueva York, justificó el lunes el programa de vacunación y dijo que probablemente habría salvado vidas si el virus se hubiese propagado fuera de Fort Dix.
"Uno tiene que hacer lo que cree correcto. Tiene que tener en cuenta: Si no haces algo ¿qué pasará? Y si haces algo ¿qué pasará?", dijo Sencer, de 84 años, que vive en Atlanta. "Creo que tomé la decisión correcta. La tomé conjuntamente con otros

2 Smurf Coments:

Ika dijo...

Paolita!!!!!!!!!!!!!!! me perdi tanto de ti, no te encontraba, cambie de blog y perdi tu direccion, soy mala mala (ex AU PAIR) uh amiga estamos desactualizadas de noticias, ya me engancho otra ves a tu blog, vendrás a visitarme amiga!

Beso

Paolita dijo...

si ya sabia que cambiast de blog, si ya te agrego al mi suscripciones